Todas hemos sido Rebecca de Crazy ex-girlfriend

30/7/17



Hace unas semanas yo misma me preguntaba si Crazy ex-girlfriend merecería la pena. Y es que, ¿qué tipo de título es ese? El mito de la exnovia loca es tan anticuado como machista, y aun así, esta serie no es ninguna de esas dos cosas.

No voy a decir que Crazy ex-girlfriend es la serie feminista del año, porque, no nos engañemos, no lo es. Rebecca, la protagonista, es una exitosa e inteligente abogada que deja su trabajo y toda su vida en Nueva York para mudarse al pequeño pueblo donde vive su exnovio. Su exnovio al que no había visto desde campamentos. Rebecca es, al fin y al cabo, una exnovia loca. Una mujer sin vida se pone en la piel de esa exnovia loca y la trata como un ser humano complejo. Muestra propia cuya felicidad depende de un hombre. Sin embargo, es una serie llena de ironía y de crítica, que todo lo que le han hecho sufrir los hombres a lo largo de su vida, sus traumas y sus problemas. ¿Qué la lleva a actuar así? ¿Cómo no va a seguir incansablemente al único hombre con el que ha sido feliz, el único que la ha tratado bien (y ni eso)?

Tenemos que tener en cuenta que es una comedia de humor absurdo e hiperbólico. Exagera la personalidad de Rebecca para hacer gracia. Y lo consigue. Pero también hay que mirar más allá. Rebecca en el fondo es una feminista frustrada por una sociedad patriarcal. Ella sabe que tiene que empoderarse, tratar bien a otras mujeres y basar su felicidad en ella misma, pero saber la teoría no lo hace más fácil si la sociedad le ha convencido desde pequeña de que para ser feliz debe de tener a un hombre a su lado.

Porque en realidad son problemas que todas hemos tenido, obviamente en menor medida pero sí. Todas hemos sido Rebecca. Hemos pensado en algún momento que nuestra felicidad dependía de un tío, que nuestra autoestima lo hacía de "arreglarnos", que las demás mujeres son la competencia. Rebecca es esa parte de nosotras y quizá viendo el sinsentido de comportarse así en ella, consigamos nosotras no imitarla más, ¿no os parece? No os equivoquéis, haber sido como Rebecca en algún punto de tu vida no te hace menos feminista, es lo normal. Lo que te hace feminista es querer cambiarlo. Y no es que ella no quiera cambiarlo, no es que no se engañe a sí misma en cada capítulo para pensar por lo menos un poco que lo está consiguiendo, no es que no lo intente. Como he dicho antes, la teoría se la sabe, pero la práctica es lo verdaderamente importante.

Y es que en Crazy ex-girlfriend tenemos una serie con una gran carga feminista. Que habla de empoderamiento, de sororidad y de crítica hacia la sociedad, pero desde la dificultad de llevarlos a cabo. 

¿Otras cosas buenas de la serie? Creada, producida y protagonizada por mujeres, divertidísima, con una banda sonora maravillosa (escenografía y coreografías), personajes originales y veinte minutos de duración. Si todavía no os he convencido, poneos un capítulo y seréis vosotras las que no podréis parar. 



Victoria (@_TheEastWind)

1 comentario:

  1. Me ENCANTA que hables de esta serie, porque me parece una maravilla y una injusticia que se la conozca y valore tan poco

    Me parece tan brillante, tan divertida, el concepto tan original. Una mujer inteligente como Rebecca, que conoce perfectamente los techos de cristal y las problemáticas que sufren las mujeres, y que sin embargo, a pesar de saber tan bien la teoría, falla tanto en la práctica... pero eso es lo bonito, verdad? Que es muy humana, compleja, comete errores, y en clave de humor (y qué humor, me meo vivo con esta serie), te hablan de cosas taaaan importantes (bisexualidad, amistad, aborto, inseguridades)... porque la genialidad de todo esto es que Rebecca ni siquiera ama a Josh (fíjate, creo que hasta le aburre su "simpleza"), solo ama la idea de él...

    La verdadera historia de amor es la de Paula y Rebecca <3 pocas amistades he visto tan honestas y bonitas como la de ellas, la forma en que se apoyan mutuamente y evolucionan y pelean, pero sobre todo, siempre, esa lealtad incuestionable que se tienen la una a la otra, esa figura materna que Rebecca nunca tuvo y ha encontrado en ella, ese vínculo que pronto trascendió el simple "salseo" del comienzo y dejó de girar en torno a Josh para convertirse en una amistad propia y autosuficiente... Paula, comprende Rebecca, es quien realmente estuvo a su lado. No Josh, ella... Paula es su familia. Y me parece importantísimo que la serie realce eso, lo importante que puede ser una buena amistad, tanto o más que el "crush" de turno

    En fin, que GENIAL de verdad, a mí también me echaba para atrás ese título, pero es increíble la inteligencia que esconde en sus guiones, la crítica tan afilada, esas canciones brutalísimas... Una de mis comedias favoritas de lejos, tiene de todo

    Saludos :)

    ResponderEliminar